viernes, 27 de noviembre de 2015

Hallan legajos de minero de 1976 en El Aguilar

Son 29 y pertenecen a trabajadores detenidos- desaparecidos.

La Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad solicitó un procedimiento en lo que era Mina El Aguilar (hoy Minera Aguilar), donde hallaron legajos de 29 trabajadores secuestrados el 24 de marzo de 1976 por fuerzas conjuntas de seguridad. 
El hecho que se investiga es la detención y torturas en Jujuy de los detenidos y su traslado a La Plata.
El fiscal federal Pablo Pelazzo destacó la buena voluntad de la empresa actual de aportar la documentación que es de gran valor para la causa que se investiga "Avelino Bazán y otros", a cargo de la instrucción del juez federal Fernando Poviña. Si bien en el primer juicio de lesa humanidad estuvo referido a las detenciones de los mineros, condenándose a Antonio Vargas, teniente del Ejercito Argentino que luego falleció, los testimonios de las víctimas reconstruyeron la complicidad de la empresa y de la Gendarmería, cargando culpas al gerente de Personal, Eduardo López, y el gerente administrativo Luis Arzuaga (fallecido) y al jefe del Escuadrón de Gendarmería, Jorge do Canto. A López le dictaron falta de mérito, ya que presentó una prueba que en ese tiempo se encontraba en otra provincia.

La investigación de la causa avanza, por el testimonio de las víctimas se pudo reconstruir, aunque los altos directivos de la empresa están muertos.

Entre los legajos hallados se encuentra el del dirigente sindical Avelino Bazán -quien está desaparecido- , el grupo de trabajadores fue secuestrado y detenido por un operativo conducido por el entonces jefe del Escuadrón de Gendarmería, Jorge Borges do Canto.
A los mineros se los trasladó en camionetas que pertenecían a la firma St. Joseph Lead Co, empresa de capitales estadounidenses que, en esos años, explotaba la mina. Los trabajadores de El Aguilar quedaron a disposición del Poder Ejecutivo, permanecieron detenidos un año y luego fueron liberados.

Bazán había sido elegido delegado en 1970 y, en 1973 encabezó una huelga (El Aguilarazo). Fue liberado en 1978 en La Plata, y después fue secuestrado en la capital jujeña, permaneciendo aún desaparecido.

Por estos traslados, conocidos como "Operativo Aire 718", se condenó en julio a 11 represores a penas de entre 14 a 12 años de prisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada